Se estrenó el Porsche Macan

 

El vehículo de la casa de Sttutgart se verá en Colombia en 2014, distribuido en exclusiva por Autoelite.

Macan SPorsche amplía su gama con una clase de vehículo completamente nueva. El Macan es el primer modelo de Porsche dentro del segmento de los SUV compactos y está preparado para establecer nuevos estándares en el campo de la dinámica de conducción y el disfrute, tanto en carreteras pavimentadas como en terrenos disparejos. El Macan combina las características típicas de manejo que Porsche ha representado desde el principio: aceleración y valores de frenado máximos, gran potencia del motor, suma agilidad y óptima precisión de la dirección. Es más, todas estas características se suman a un gran nivel de confort y utilidad cotidiana. El “ADN” deportivo del Macan, igual que en los demás vehículos Porsche, también es reconocible inmediatamente en el diseño. El SUV es inigualable en su perfil amplio y plano sobre la carretera. El capó envolvente y la línea del techo, con inclinación suave, acentúan la impresión general de elegancia deportiva y dinámica potente. Muchos de los elementos del diseño fueron tomados de otros autos deportivos Porsche y mejorados para el Macan, lo que a simple vista deja claro que el Porsche Macan constituye el primer auto deportivo del segmento de SUV compactos. El Macan es “Fabricado en Alemania”, producido en la planta de Leipzig. Porsche ha invertido 500 millones de euros en la planta y ha establecido toda una línea de producción allí. Se prevé que la línea produzca aproximadamente 50.000 vehículos por año – todos ellos fabricados con suma precisión y con los más altos niveles de calidad. Simplemente, lo que se esperaría de Porsche.

En su lanzamiento al mercado, la gama de productos del Macan está compuesta por tres modelos. El Macan S está equipado con un motor V6 biturbo de 3,0 litros que genera 340 cv (250 kW) y cuenta con tracción total activa con embrague multidisco controlado electrónicamente regulado por campos característicos. La tracción total es una característica de todos los modelos Macan. La transmisión de doble embrague, de siete velocidades, transfiere la potencia según es necesario y casi sin interrupciones en la fuerza de tracción, lo que permite que el vehículo acelere de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (o 5,2 segundos con el paquete opcional Sport Chrono). El vehículo alcanza una velocidad máxima de 254 km/h y las cifras de consumo de combustible según el NEDC están entre 9,0 y 8,7 litros/100 km, lo cual corresponde a un nivel de emisiones de CO2 de entre 212 y 204 g/km.

El Macan S Diesel es la versión económica apta para largas distancias de los tres modelos Macan. El motor V6 turbo Diesel de 3,0 litros alcanza cifras de consumo de combustible según el NEDC de entre solo 6,3 y 6,1 litros/100 km, lo cual corresponde a un valor de emisiones de CO2 de entre 164 y159 g/km. No obstante, el Macan S Diesel acelera de 0 a 100 km en solo 6,3 segundos (o 6,1 segundos con el paquete Sport Chrono) gracias al motor de 258 cv (190 kW) y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h.

Como modelo principal de la línea de modelos Macan, el Macan Turbo está listo para ser el vehículo más potente de la gama de SUV compactos. El motor V6 biturbo de 3,6 litros, que se usa en un modelo Porsche por primera vez, alcanza una potencia inigualable de 400 cv (294 kW) y catapulta el vehículo de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Con el paquete Sport Chrono, es posible alcanzar esa velocidad hasta en 4,6 segundos. Aunque la velocidad máxima es de 266 km/h, el Macan Turbo tiene cifras de consumo de combustible según el NEDC de entre solo 9,2 y 8,9 litros/100 km, lo que equivale a un valor de emisiones de CO2 de entre 216 y 208 g/km.

El nombre proviene del vocablo indonesio para “tigre”. Y el Macan realmente le hace honor al nombre: es potente y está listo para salir como una flecha en cualquier momento, sin embargo tiene un andar liviano y firme en todoterreno. La última etapa evolutiva de la tracción total – conocida como Porsche Traction Management (PTM) – ha dado uno de los sistemas de tracción más potentes del mundo. Con el lanzamiento del Macan, Porsche ahora ofrece vehículos deportivos de tracción total en una inédita amplia gama.

Una mirada a las especificaciones del desempeño revela que el Macan fue diseñado teniendo en mente la agilidad. Otras marcas inconfundibles del vehículo son las proporciones, el diseño y los neumáticos combinados en ruedas grandes. Los motores, los sistemas de tracción, y la caja de siete velocidades Porsche Doppelkupplung (PDK) utilizan las características del vehículo de manera dinámica y eficiente tanto en carretera como en todoterreno, lo que ofrece una verdadera experiencia de conducción Porsche. Los asientos del conductor y del pasajero tienen la posición baja característica de los autos deportivos.

La variedad de equipamiento instalado en el Macan como estándar es amplia e incluye la tracción total, el sistema PDK, el volante deportivo multifunción con teclas para los cambios, ruedas grandes, sistema de audio de alto desempeño y compuerta trasera de operación eléctrica. La lista de equipamiento especial opcional incluye otras características destacadas, como el sistema de suspensión neumática del Macan, único en este segmento. También está el sistema Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), que ha sido diseñado especialmente para el Macan. Este sistema distribuye niveles variables de par motor en las ruedas traseras y funciona en conjunto con un bloqueo diferencial del eje trasero controlado electrónicamente. La lista de opciones de Porsche incluye la luz alta dinámica del sistema Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS Plus), muy solicitada, que regula constantemente el nivel de los faros delanteros según el tráfico que va por delante y el tráfico en contra.

Macan SDiseño: profundamente arraigado en el legado de Porsche de autos deportivos
La herencia del Macan proveniente de los autos deportivos es evidente en muchos detalles del diseño. Los diseñadores hicieron todo lo que estaba a su alcance para garantizar que las proporciones y las líneas del modelo estuvieran a la altura de su propósito. El resultado puede resumirse en dos palabras características de un auto deportivo: ancho y bajo. El diseño encarna las cualidades deportivas, el dinamismo y la precisión, junto con la elegancia y la construcción liviana. Las líneas redondeadas se combinan con aristas precisas ubicadas estratégicamente. Con sus proporciones armónicas, el Macan se ve compacto, potente y cercano al pavimento.

Aun cuando está detenido, los detalles de diseño tomados de los autos deportivos Porsche resaltan lo que el Macan tiene para ofrecer en términos de rendimiento. Por ejemplo, la gráfica lateral y la línea descendiente del techo en la parte trasera, conocida como “fly line” (línea superior), son, claramente, un guiño al 911. Los alerones traseros también tienen el perfil suave del 911.
El 918 Spyder ya es considerado un vehículo que impulsó el diseño del “ADN” de Porsche a avanzar aun más. El Macan adopta este “ADN” actual; por ejemplo, la forma básica de los faros delanteros principales se inspira en la del 918 Spyder, en tanto las hojas laterales por debajo de las puertas delanteras y traseras evocan los umbrales bajos del superauto deportivo híbrido por dentro. El Macan cuenta con un volante deportivo multifunción como característica estándar, cuyo diseño es completamente nuevo, basado en el 918 Spyder.

Los faros traseros del Macan son otra característica llamativa. Cuentan con un diseño tridimensional extremadamente compacto y tecnología LED – otra referencia al 918 Spyder. En todos los modelos, el difusor trasero está flanqueado a los dos lados por tubos de escape dobles – redondos en el Macan S y el Macan S Diesel, y cuadrados en el Macan Turbo. Todos los modelos están disponibles con tubos de escape deportivos de acero inoxidable cromado como opción.

Interior deportivo y de alta calidad
El enfoque en la agilidad y la amplitud continúa en el interior del Porsche Macan. Las líneas sofisticadas, las transiciones precisas y la factura de alta calidad crean una armónica fusión de aspecto deportivo, elegancia y calidad.

Los asientos delanteros bajos, la consola central inclinada, la pantalla, el concepto de operación y la amplia gama de opciones de personalización del interior ofrecen tanto una sensación de familiaridad como nuevas características llamativas, como el nuevo volante deportivo multifunción.

La cabina cuenta con el carácter familiar de un auto deportivo. El ojo capta de inmediato el volante deportivo multifunción estándar, cuyo diseño es completamente nuevo e inspirado en el 918 Spyder. Los botones multifunción adicionales que vienen como característica estándar para el teléfono, la radio y la computadora de a bordo, además de las teclas de cambios ubicadas de manera ergonómica, dan libertad para que las manos del conductor permanezcan en el volante y su concentración esté en la carretera.

El tablero de instrumentos está conformado por tres diales redondos con un tacómetro central. El televisor de la derecha alberga una pantalla en color de 4,8 pulgadas, de alta resolución. Como es de esperar, el interruptor de encendido está del lado izquierdo del volante, como es habitual en los modelos Porsche. La consola central inclinada hacia adelante con la palanca selectora de cambios ubicada a cierta altura, típico de los autos de carreras, le dan una posición aun más adelantada al conductor en la cabina. Los botones de las funciones más importantes están agrupados de manera lógica en la consola central, lo que permite la operación simple e intuitiva de las funciones individuales.

Porsche Doppelkupplung (PDK) estándar
Por primera vez en una gama nueva de modelos Porsche, todas las variantes del Macan cuentan con la caja de siete velocidades Porsche Doppelkupplung (PDK) de alto rendimiento como característica estándar. Las ventajas de este diseño de transmisión incluyen un excelente desempeño en el arranque, cambios de velocidad sumamente rápidos sin interrupción en la fuerza de tracción, breves tiempos de reacción, bajo consumo de combustible y confort extraordinario al hacer los cambios. Como ocurre prácticamente en todos los vehículos Porsche con PDK, hay dos cajas de cambios. A la derecha, el nivel requerido de cambios se acopla mediante el selector de cambios típico de Porsche y en la caja de la izquierda, los cambios se pueden acoplar manualmente o con las teclas de cambios estándar en el volante.

Tracción total activa y Porsche Traction Management (PTM)
La tracción total activa es parte del sistema Porsche Traction Management (PTM) y viene como característica estándar en todos los modelos Macan. Con los demás elementos del sistema – el embrague multidisco controlado electrónicamente regulado por campos característicos, el diferencial de freno automático Automatic Brake Differential (ABD) y el control antideslizante Anti-Slip Regulation (ASR) – la tracción total favorece la tracción y la seguridad.
El sistema de tracción total es uno de los sistemas del mercado con más rápida respuesta. El diseño potencia las características deportivas del Macan. El eje trasero siempre tiene tracción; el eje delantero recibe el par motor del eje trasero y el par depende de la relación de bloqueo del embrague multidisco controlado electrónicamente.

Modalidad todo terreno con solo apretar un botón
La modalidad todoterreno es estándar en el Macan y se activa mediante un botón de la consola central a una velocidad de entre 0 y 80 km/h. Esta función activa todos los sistemas relevantes de un programa de tracción para todoterreno. Por ejemplo, las revoluciones de los cambios y las velocidades están orientadas a un mayor nivel de tracción, el embrague está pretensado a un mayor grado para administrar el par motor requerido al eje delantero más rápidamente, y la distribución estándar del par motor entre los ejes delantero y trasero, además de la respuesta del pedal del acelerador, están adaptados a las condiciones todoterreno. Es más, la distancia del suelo puede aumentar 40 milímetros por encima del nivel normal gracias al chasis con suspensión neumática opcional, que ofrece un despeje máximo de 230 milímetros.

Botón “Sport” estándar
Todos los modelos Macan tienen como característica estándar el botón “Sport”, que se encuentra en la consola central a la izquierda del selector de cambios. Cuando se presiona el botón “Sport”, el sistema de gestión electrónica del motor mejora la respuesta del motor. Con solo tocar el pedal del acelerador, hay una respuesta notablemente más directa del motor, el limitador de revoluciones se ajusta a un nivel más específico y la dinámica del motor se asemeja a la del automovilismo deportivo. Por otra parte, el PDK permite que los puntos de cambios pasen al rango superior de velocidades, lo que añade un toque más deportivo. Los tiempos de respuesta son más cortos y los cambios de velocidades más precisos e inmediatos, especialmente el descenso de cambios con el doble embrague. El sonido del motor también se vuelve más fuerte. Además, el sistema de control del chasis Porsche Active Suspension Management (PASM) – parte del equipamiento estándar del Macan Turbo – se ajusta a la modalidad “Sport” para alcanzar una sensación más deportiva en la suspensión y la dirección directa, con lo que ofrece características de manejo aun más ágiles.

PASM (Porsche Active Suspension Management)
El sistema PASM de amortiguación regulable controlada electrónicamente aumenta el placer de conducción, la seguridad y el confort, y es equipamiento estándar del Macan Turbo. El sistema regula activamente y constantemente la fuerza de amortiguación en los ejes delantero y trasero. Los vehículos normalmente demuestran un movimiento notable de la carrocería en respuesta a un estilo de conducción muy dinámico de fases de aceleración a fondo y frenado o cuando se maneja en todoterreno. El PASM está diseñado para intervenir y reducir el movimiento de la carrocería. Según la preferencia y los requerimientos del conductor, hay tres programas para elegir: “Comfort”, “Sport” y “Sport Plus”.

Suspensión neumática: única en este segmento del mercado
La tercera versión del chasis del Porsche Macan, exclusiva de este segmento de vehículos, es la suspensión neumática opcional que incluye un sistema de nivelación, regulación de altura y el sistema PASM. Esta variante de chasis también satisface las más exigentes demandas de confort, cualidades deportivas y rendimiento, y ubica al vehículo en la primera posición en la parrilla de salida en comparación con cualquier otro diseño de chasis.

En comparación con el diseño con resortes de acero, el Macan con suspensión neumática tiene 15 milímetros menos de despeje en la configuración “Normal Level” (nivel normal) y, como consecuencia del centro de gravedad más bajo, ofrece una mayor dinámica de conducción y confort mejorado. La suspensión neumática mantiene una posición del vehículo constante automáticamente, independientemente de la distribución de las cargas. La distancia de separación del piso puede regularse a tres niveles, según sea necesario: “High Level I” (nivel alto I), “Normal Level” (nivel normal) y “Low Level” (nivel bajo). En el “High Level I”, el vehículo está a 40 milímetros por encima del “Normal Level”, con un despeje máximo de 230 milímetros. Esta opción se activa con el botón todoterreno y puede utilizarse a velocidades de entre 0 y 80 km/h.

Frenos potentes con un nivel de desempeño de primera clase
Los frenos del Porsche Macan están a la altura del nivel excepcional de rendimiento del vehículo. En consonancia con los altos estándares habituales de la marca, el Macan está a la vanguardia con el sistema de frenado más potente en su segmento del mercado. El Macan tiene frenos delanteros de mordazas fijas y seis émbolos, con mordazas de freno de arquitectura monobloque de aluminio. En el Macan S y el Macan S Diesel, las mordazas de freno ejercen presión sobre los discos de freno de un diámetro de 350 milímetros; los discos de freno del Macan Turbo tienen un diámetro de 360 milímetros. En todos los modelos, la acción de frenado en la parte trasera proviene de las mordazas de freno flotantes combinadas con un freno de estacionamiento eléctrico integrado. Los discos de freno traseros del Macan S y del Macan S Diesel tienen un diámetro de 330 milímetros y los discos de freno traseros del Turbo tienen un diámetro de 356 milímetros. El freno de estacionamiento eléctrico ofrece mayor confort y seguridad cuando se estaciona el vehículo. Este freno se libera automáticamente al iniciar la marcha. Otra característica que se ofrece por primera vez es la función de retención “hold”.

Los neumáticos 235/60 R 18 (delanteros) y 255/55 R 18 (traseros) son equipamiento estándar del Macan S y del Macan S Diesel. El Macan Turbo tiene los neumáticos 235/55 R 19 (delanteros) y 255/50 R 19 (traseros).

Dirección electromecánica asistida
El sistema de dirección electromecánica asistida – el primero en un SUV de Porsche – permite que el Macan tenga un manejo más preciso y más directo con la respuesta típica de la marca Porsche en todas las situaciones de manejo. El sistema de dirección también ofrece varios beneficios en el consumo de combustible. En comparación con los sistemas de dirección hidráulica convencionales, la dirección electromecánica ahorra hasta 0,1 litros de combustible cada 100 kilómetros porque el sistema solo utiliza energía eléctrica para la dirección. Un efecto importante del sistema es el hecho de que el Macan puede incluir un sistema de advertencia de salida del carril que funciona con la dirección electromecánica asistida y controla las intervenciones activas de la dirección cuando son necesarias.

En América Latina, los modelos del Macan estarán disponibles a partir de mayo de 2014, y en Colombia será vendido y respaldado por Autoelite, distribuidor exclusivo de Porsche en el país. El precio final de los modelos se anunciará más cerca de la fecha del lanzamiento.