Ojo, estos siete consejos para evitar accidentes en moto pueden salvar su vida

 

Nuestros amigos de Cesvi Colombia han recopilado estos concejos que seguramente salvaran muchas vidas. Viaje seguro y recuerde que, a diferencia de los gatos, el motociclista solo tiene una vida.moto

Todo aquel que conduzca en Colombia, es consciente de las miles de imprudencias que comenten los motociclistas. Realmente urge que se reglamente la expedición de licencias y que se haga examen para acreditar la correcta idoneidad para conducir estos vehículos. En el 2014 al Instituto Nacional de Medicina Legal fueron reportados 50.574 casos atendidos por accidentes de transporte durante el año; las lesiones fatales corresponden a 6.402 personas fallecidas (12,66%) y las lesiones no fatales ascienden a 44.172 personas lesionadas (87,34%).

El número de motocicletas circulando por las calles de nuestro país se ha multiplicado en los últimos años. Infortunadamente, también vienen aumentando los accidentes en los que estos vehículos se ven involucrados.

Desde el punto de vista del medio de transporte, el 78% de los muertos y heridos en Colombia se concentra en los denominados por la OMS “usuarios vulnerables de la vía pública” (1), peatones (27,41% de las muertes en Colombia), usuarios de bicicleta (5,36% de las muertes) y de motocicleta (45,52% de las muertes).

En la mayoría de los casos, los accidentes se dieron por no respetar las normas de tránsito y por la falta de uso o uso inadecuado de los elementos de protección obligatorios: casco y prenda reflectiva.

Para reducir las cifras de accidentalidad es necesario obedecer las normas básicas para motociclistas, por eso en Naves 4×4, decidimos compartir estos importantes concejos que Cesvi compiló para prevenir accidentes con motos:

1. Hágase visible. Al transitar en motocicleta todo lo que haga para mantenerse visible lo favorecerá. Además del casco y el chaleco reflectivo, conduzca de día y de noche con la luz frontal encendida. Los colores vivos en la ropa y el casco son muy útiles también.

2. Respete las señales de tránsito. Siempre el semáforo en rojo y la señal de PARE. Deténgase antes de la línea demarcada tomando precaución de los vehículos que vienen detrás de usted.

3. Aléjese de los espacios para peatones. No invada las cebras y nunca circule por los andenes ni por los puentes o pasos peatonales. Esté alerta para disminuir la velocidad en zonas escolares o cercanas a parques, donde los niños se pueden precipitar a la vía. Las ciclorrutas y ciclovías no son para el tránsito de motocicletas; así que manténgase en las zonas para autos y motos.

4. No adelante en curva. Para realizar una maniobra segura, espere el siguiente tramo recto donde tendrá mayor visibilidad de los vehículos que transitan en sentido contrario. Tome la curva desde la parte de afuera, sin salirse del carril; al doblar, muévase hacia el interior de la curva, pase por el vértice y salga al centro de la calzada.

5. Conserve su carril. No transite entre vehículos pues esto lo hace menos visible. Aléjese del punto ciego de los espejos evitando circular junto a autos y camiones. Acelere la marcha o quédese atrás y prefiera los espacios libres de tráfico. Cuando vaya a adelantar, cerciórese de que sea visto y hágalo por el carril izquierdo dejando una distancia adecuada que le permita ver mejor.

6. Evite transitar en grupo. No transite paralelo con otros motociclistas, ni converse mientras esté en movimiento; así conserva su espacio para maniobrar y esquivar autos y obstáculos.

7. Observe, evalúe y después actúe. Antes de pasar sobre un obstáculo, evalúe si es o no posible. Reduzca la velocidad, mantenga la moto derecha, apoyado sobre los tacos de los pies elévese ligeramente y acelere levemente antes de hacer contacto. Si sorpresivamente pasó sobre un objeto, tómese un momento para revisar sus llantas y rines.

Quisiéramos agregar otros que hemos padecido a diario:

8. En carretera no adelante por la derecha, las bermas no son para eso.
9. Siempre que circule en la noche por carretera no olvide bajar la luz cuando viene un auto en sentido contrario, ya que la altura de la luz de la moto da directamente a los ojos de los conductores de vehículos.