Prototipo SsangYong Tivoli Rally Raid disputa campeonato de rally TT en España

 

La compañía surcoreana de carros SsangYong disputará lo que resta del Campeonato de Rallyes  Todo Terreno 2016 de España con el nuevo SsangYong Tivoli Rally Raid, un prototipo de competición 100% artesanal con tecnología y componentes específicos.

Tivoli_rally

La marca quiere disputar las dos próximas temporadas con este vehículo, que estrena una carrocería de tres puertas diseñada expresamente para este automóvil y está encuadrado en la categoría T1.2 FIA, compuesta por prototipos con tracción a las cuatro ruedas y mecánica diésel.

El pasado año SsangYong corrió en dos ruedas motrices y terminó el campeonato en el tercer puesto de la general, en el que fue su primer año de participación.

Frente a la versión de calle, el SsangYong Tivoli Rally Raid ofrece una apariencia “muy musculosa”, en la que destacan los pasos de ruedas sobredimensionados, las grandes tomas de aire del capó y el techo, además de los múltiples elementos de competición.

El chasis es multi tubular en acero y, se ha diseñado y desarrollado específicamente para este auto. Se ha prestado especial atención a la distribución del peso, logrando un reparto de 50/50 entre ejes gracias a la distribución de los diferentes componentes y a la disposición central delantera del propulsor longitudinal y de la caja de cambios.

 El motor que lo impulsa es un diésel biturbo de seis cilindros en línea y tres litros que, al igual que el chasis, también se ha desarrollado y adaptado de forma específica para este modelo.

Dispone de un mapa con tres programas de funcionamiento a selección del piloto, que le permiten adaptar la entrega de potencia a las características de la prueba o del tramo específico en el que participe.

La caja de cambios es de 6 velocidades de dientes rectos y el accionamiento es secuencial con función cut-off. Tanto el cambio como los diferenciales autoblocantes delantero y trasero están diseñados y fabricados por la marca gala Sadev.

 El esquema de diseño de las suspensiones del SsangYong Tivoli Rally Raid es de doble brazo intercambiable, lo que permite utilizar las mismas piezas en los cuatro apoyos del coche, con la ventaja de poder emplearlas en ambos ejes en caso necesario.  La suspensión trabaja conjuntamente con ocho amortiguadores Öhlins regulables, dos para cada rueda.

Según SsangYong, este conjunto suspensión-amortiguación es uno de los items claves del coche, que tendrá como punto de contacto con el suelo cuatro neumáticos Michelin en medidas 235 y 245 (en función del terreno) con llanta de 16 pulgadas de diámetro.

Para solventar los diferentes problemas que se puedan plantear en carrera o fuera de ella, el auto equipa plataformas de elevación hidráulica del chasis, que permiten al piloto subir la carrocería rápidamente, dejando suspendida cualquiera de las cuatro ruedas en casi cualquier circunstancia, lo que facilita el cambio de llantas.

 Al igual que el modelo de calle, el SsangYong Tivoli Rally Raid viene equipado con una cámara de visión trasera para facilitar al piloto las maniobras más complicadas.

 El volante es multifunción y permite regular elementos como la programación del motor, el reset del cálculo de distancias o el suministro eléctrico del agua. En la parte superior del volante, un dashboard electrónico programable se encarga de proporcionar los datos seleccionados y de recoger simultáneamente los datos de carrera incluyendo la telemetría.

El equipo encargado de llevar al nuevo SsangYong Tivoli Rally Raid a lo más alto del podio está formado por Óscar Fuertes (dos veces campeón de España de Rallyes de Tierra) e Isidro Cuadrado.

 El estreno del nuevo SsangYong Tivoli Rally Raid se realizó en la Baja España Aragón; prueba que fue puntuable para el Campeonato Mundial FIA de Raids que se llevó a cabo los pasados días 22, 23 y 24 de julio en Teruel.

SsangYong España inició su participación en competición en el año 2007, en el que Isidre Esteve corrió con un Actyon prácticamente de serie en el Rally Paris Dakar.