Toyota y Mitsubishi alcanzan cinco estrellas en pruebas de impacto Latin NCAP

 

La organización Latin NCAP, encargada de realizar las pruebas de impacto y evaluación de seguridad de los vehículos que se comercializan en la región ha develado los resultados de los últimos test de este año, en donde las marcas Toyota y Mitsubishi fueron las mejor calificadas.

ToyotaHilux

Los últimos resultados del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, continúan mostrando avances importantes en la seguridad vehicular en América Latina. Latin NCAP impulsa la mejora de los niveles de protección de los ocupantes adultos y niños, los cuales en muchos países todavía están por debajo de los estándares mínimos de seguridad de las Naciones Unidas.

Estos resultados son también los últimos modelos probados con el actual protocolo de evaluación, el cual será ampliado a partir del año 2016. Tres modelos, Toyota Rav4, Toyota Hilux, y Mitsubishi Montero Sport, alcanzaron cinco estrellas para protección de ocupante adulto y buenos resultados para protección infantil. Cuatro modelos, el Hyundai Creta, VW Fox, Nissan Versa y Nissan March alcanzaron cuatro estrellas para ocupante adulto y resultados dispares para protección de ocupante infantil.

Hyundai Creta, fabricada en India, y que aún no se comercializa en Colombia, alcanzó cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y tres estrellas para protección infantil. Este es uno de los últimos modelos del fabricante recientemente lanzado en el mercado de América Latina como una plataforma global. La falta de equipamiento estándard como frenos ABS, aviso de cinturón de seguridad para el pasajero y que el fabricante no haya patrocinado la prueba de impacto lateral, limitó al modelo acceder a una mejor calificación. La configuración del equipamiento fue realizada por la casa matriz del fabricante. La falta de este equipamiento estándard como versión básica en este modelo decepciona a Latin NCAP considerando que son importantes para la seguridad de los pasajeros, junto al control electrónico de estabilidad (ESC) que sus competidores han incluido, como Jeep Renegade y Honda H-RV.

El VW Fox, fabricado en Brasil, recientemente actualizado con un facelift, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y dos estrellas para protección infantil. El vehículo ofrece buena protección para la cabeza de ambos pasajeros delanteros. Ofrece también buena protección para el pecho del acompañante y protección marginal para el pecho del conductor. Este modelo solía producirse en Brasil y se exportaba para Europa. La versión para los mercados de América Latina del Fox no cuenta con anclajes ISOFIX, ESC, airbags laterales para protección lateral, mientras que la versión que se exportaba para Europa contaba con estos ítems como equipamiento opcional. Las dos estrellas para ocupante infantil se deben en parte a la falta de anclajes ISOFIX, a la falta de cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones y a la falta de poder desconectar el airbag del acompañante en caso de colocar un Sistema de Retención Infantil (SRI) mirando hacia atrás.

Mitsubishi Montero Sport, mejor conocido en nuestro país como Nativa, fabricada en Tailandia, recientemente lanzada en el mercado de América Latina, logró cinco estrellas para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. El vehículo ofrece tres airbags como equipamiento básico que, en combinación con los cinturones de seguridad y pretensores, ofrecieron buena protección a los pasajeros. El niño de 18 meses recibió buena protección pero la cabeza del niño de tres años hizo contacto con el asiento del conductor causando pérdida de puntos. El respaldo del asiento trasero detrás del dummy de tres años se desenganchó durante la prueba. El vehículo ofrece anclajes ISOFIX en la segunda fila de asientos y cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones.

SI4415MPA1-crash 13

El Nissan March, fabricado en Brasil, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y una estrella para ocupante infantil. El modelo está equipado en toda su gama con doble airbags y pretensores desde el reciente cambio de producción. Las cabezas de los ocupantes adultos recibieron buena protección y los pechos recibieron protección marginal a adecuada. El bajo puntaje alcanzado para la protección infantil se debe a la falta de cinturones de tres puntas en todas las posiciones, la falta de posibilidad de desconectar el airbag del acompañante, a la pobre señalización de advertencia cuando se coloca un SRI mirando hacia atrás y a la falta de anclajes ISOFIX. Nissan patrocinó el test del March en 2011. En ese entonces Latin NCAP había resaltado la estructura inestable del March en comparación con la versión europea llamada Micra, probada por Euro NCAP en 2010. Latin NCAP destaca ahora las mejoras que Nissan le ha realizado a este modelo. Como una clara señal del cambio estratégico que está realizando Nissan hacia vehículos más seguros, luego de mejorar al Tiida Sedán más temprano en 2015, Nissan mejoró las estructuras del March y Versa y su equipamiento de seguridad así como su desempeño. Ambos modelos fueron testeados por Latin NCAP.

Nissan Versa, fabricado en Brasil, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y dos estrellas para ocupante infantil. Este modelo está ahora equipado en toda la gama con doble airbags y pretensores. Las cabezas fueron bien protegidas por los airbags y los pechos recibieron protección adecuada. El bajo puntaje para ocupante infantil se debe a la falta de cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones, la pobre señalización de advertencia y no contar con la posibilidad de desconectar el airbag del acompañante cuando se instala un SRI mirando hacia atrás y la falta de anclajes ISOFIX.

La Toyota Hilux fabricada en Argentina, alcanzó cinco estrellas para protección de ocupante adulto y cinco estrellas para ocupante infantil. La estructura del vehículo es robusta y los tres airbags como equipamiento básico junto con los cinturones de seguridad ofrecen buena protección en el impacto frontal. El vehículo también ofrece buena protección en el impacto lateral. La Hilux cuenta en su equipamiento básico con tres airbags frontales (cabeza y pecho conductor, rodillas del conductor y cabeza y pecho del acompañante), frenos ABS en 4 canales, aviso de cinturón de seguridad para ambos pasajeros delanteros. El buen resultado obtenido para protección infantil se debe a los cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones, anclajes ISOFIX, posibilidad de desconexión del airbag del acompañante y buena señalización para los consumidores.

SI3315THI1-5

Latin NCAP probó el mismo modelo fabricado en Tailandia en septiembre de 2015. La mejor calificación para ocupante infantil se debe a que el fabricante decidió probar la versión fabricada en Argentina con SRI que no estaban disponibles en el mercado en el primer test. Los SRI utilizados para ambos dummies en este test fueron los Takata MIDI 2. Estos SRI ofrecen la posibilidad de colocar al dummy de 3 años mirando hacia atrás, lo que ha demostrado beneficios en la protección para este dummy.

La Toyota Rav 4, fabricada en Japón, logró cinco estrellas para protección de ocupante adulto y cuatro estrellas para protección infantil. La estructura del vehículo es robusta y los tres airbags y cinturones de seguridad protegen bien a los ocupantes durante el impacto frontal. El vehículo ofrece buena protección en el impacto lateral. La Rav4 cuenta con tres airbags frontales (cabeza y pecho del conductor, rodillas del conductor y cabeza y pecho del acompañante), frenos ABS en 4 canales y aviso de cinturón de seguridad para pasajeros delanteros, como estándar en todas sus versiones.

La Hilux y Rav 4 son los primeros modelos probados por Latin NCAP en utilizar la nueva generación de SRI, llamadas i-Size, que muestran importantes beneficios para la protección de ambos ocupantes niños.

María Fernanda Rodríguez, Presidente del Directorio de Latin NCAP dijo: “Si observo el proceso que los fabricantes han atravesado en los 5 años de vida de Latin NCAP, puedo visualizar con tranquilidad qué tipo de autos tendremos en los próximos 5 años. Igualmente me preocupa mucho que los esfuerzos dejen en segundo plano a los niños, siendo ellos el futuro y los conductores de mañana”.

“Creo que los Gobiernos tienen pruebas suficientes para confiar en que los fabricantes cuentan con los elementos necesarios para ofrecernos el mismo nivel de seguridad que ofrecen en otros mercados. Sólo con regulación técnica es que se democratiza la seguridad, generando una competencia justa entre las empresas y lo más importante, protegiendo a la población. Espero con ilusión que GM se sume a este proceso, ya que es una empresa muy grande, reconocida y que construyó durante muchos años una imagen muy sólida”.

“Para terminar de forma positiva, felicito a Honda, Jeep, Seat, Toyota, Volkswagen, Ford y Mitsubishi por su esfuerzo, por su consideración a los consumidores latinoamericanos y por trabajar junto a Latin NCAP para reducir las muertes y lesiones graves en vehículos respetando nuestra independencia”.

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP dijo:

“Tenemos el agrado de terminar este año con la mayoría de los principales fabricantes de vehículos mostrando estrategias para lograr vehículos más seguros, que toman en consideración los resultados de Latin NCAP y escuchan la voz de los consumidores”.

“Nissan y Fiat mostraron un cambio positivo en 2015. Nos gustaría ver al Tsuru ser retirado de la producción con el fin de tener la confirmación de que Nissan está comprometida con la estrategia de vehículos más seguros. Desafortunadamente, GM aún no han respondido a los pedidos de Latin NCAP y Global NCAP, ni ha modificado su estrategia después de la publicación del Aveo en noviembre”.

“La protección de ocupante infantil está mejorando mucho más lento que la protección de los ocupantes adultos, Latin NCAP alienta a todos los fabricantes y a los gobiernos a mejorar con urgencia la seguridad infantil en América Latina y el Caribe”.

“Luego de asistir a la segunda Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Vial en Brasilia, Latin NCAP está muy preocupada por la muy baja participación de los gobiernos de América Latina, así como su reacción todavía más lenta para llevar vehículos más seguros a todos los ciudadanos; la seguridad de los vehículos debe ser democratizada en nuestra región lo antes posible”.

Latin NCAP cierra el 2015 con un número récord de vehículos probados (23). Latin NCAP recibe el apoyo de la Iniciativa Mundial de Seguridad Vial Bloomberg Philanthropies, Global NCAP, Fundación FIA, International Consumers Research & Testing (ICRT) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su Fondo Coreano para la Reducción de la Pobreza.

Acerca de Latin NCAP
El Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América y el Caribe (Latin NCAP) fue lanzado en 2010 para desarrollar un sistema regional independiente de pruebas de choque de vehículos y de calificación de seguridad en la región. Latin NCAP replica programas de pruebas de consumidores similares desarrollados en los últimos treinta años en América del Norte, Europa, Asia y Australia que han demostrado ser muy eficaces en la mejora de la seguridad de los vehículos. Desde 2010 Latin NCAP ha publicado los resultados de más de 60 vehículos en seis fases de prueba.

Latin NCAP es un miembro asociado de Global NCAP y apoya el Decenio de Acción de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial 2011-2020, especialmente el pilar referido al vehículo del Plan Mundial y a la iniciativa Stop the Crash.