Resumen décima etapa Dakar 2016: Sainz del cielo al infierno

 

En el Dakar no se gana hasta pasar la meta en la última etapa. Esta parece ser la máxima del día al ver a Stéphane Peterhansel (Peugeot) ascender al primer lugar, dominando en la categoría de autos. En la categoría de motos, Štefan Svitko se embolsó su primera victoria en el Dakar, pero el líder Toby Price (KTM) continua al mando con una ventaja de más de 28 segundos en la general sobre el piloto eslovaco.

D_et10_peter

El panorama de esta 10ª etapa quedó clarísimo desde el primer momento. En menos de 5 minutos, el ejército de Mini disminuía su empuje por los accidentes de Nasser Al Attiyah y Eric van Loon, quienes todavía no habían recorrido ni 10 kilómetros del sector cronometrado y se fueron contra la arena en vueltas de campana.

D_et10_al

Liberado de esa amenaza, Stéphane Peterhansel iba a poder medir sus fuerzas con su compañero de equipo en un pulso que prometía ser apasionante, pero en seguida ha sido obvio que hoy era el día de Monsieur Dakar.

En el primer Way Point, los dos pilotos perdieron tiempo a la hora de validar la baliza. No han sido los únicos, pero Sainz parecía conservar la ventaja a pesar de sufrir un pinchazo. Ahora bien, el madrileño no contaba con la velocidad de Peterhansel. Totalmente libre de ataduras, el piloto galo daba rienda suelta a toda su potencia. El resultado, una ventaja de 5’52” después de 111 kilómetros recorridos y 20 minutos en el CP3 (km 174), justo después del primer sector de dunas.

Bajo una presión infernal, Sainz se atascó en la arena al comenzar el segundo sector cronometrado, para después, un centenar de kilómetros más adelante, ser víctima de una amarga traición por parte de uno de los tirantes que conectan el motor y la caja de cambios. Desde ese momento, Stéphane Peterhansel y su copiloto Jean-Paul Cottret contaban con vía libre. En la meta, Cyril Despres, compañero de equipo de Peter, se felicitaba por haber concedido “solamente” 5’40” frente al vencedor de la jornada. Por detrás, las diferencias han sido más comedidas. Vasilyev (Toyota) llegaba a 12’56”, Nani Roma (Mini) a 14’33” y Sébastien Loeb era quinto a 17’40”. Un resultado fantástico para el nonacampeón del mundo tras haber dado vueltas de campana, sufrir dos pinchazos y verse atascado en una duna. Con todo y con eso, se mantiene en el Top 10 de la general.

Hablando de la general, Stéphane Peterhansel se instala con todos los honores y se pone cómodo en lo más alto de la clasificación, puesto que cuenta con una hora de ventaja frente a Nasser Al-Attiyah (Mini). Giniel de Villiers (Toyota) ocupa la tercera posición a 1h12′ del francés, mientras que Hirvonen (Mini) se sitúa cuarto a 1h23. Por lo que respecta a Cyril Despres (Peugeot), se ha encaramado al quinto puesto de la general a 1h50 de su jefe de filas, pero se mantiene a 37’36” del último escalón del podio.

Al cierre de este informe “El Matador” arribaba al campamento, y se comunicaba oficialmente que no continuará en competencia ya que el daño sufrido en el auto es imposible de reparar. La tristeza de Sainz deja ver lo duro del rally, de como se pasa del cielo al infierno, o de este al cielo. Duro revés para uno de los mejores pilotos y para la escudería Peugeot que venía imbatible con sus 4 autos con opciones de podio.

En la categoría de motos, el eslovaco Štefan Svitko se ha embolsado su primera victoria en el Dakar. Esta 10ª etapa no ha hecho estragos entre los hombres de cabeza. Toby Price (KTM), líder de la general y 3º en la etapa de hoy, únicamente ha cedido 5’47” frente al vencedor de la jornada y conserva 23’12” de ventaja sobre el eslovaco en la clasificación general.

Svitko, que participa en su 7º Dakar, puede estar más que satisfecho por haberse adjudicado una de las etapas más peliagudas de la cosecha de 2016. En poco más de 4 horas de carrera, el piloto ha conseguido distanciarse de sus dos principales rivales en el día de hoy: Kevin Benavides (Honda), a quien ha sacado 2’54”, y Toby Price (KTM), tercero a 5’47”.

Benavides, por su parte, ha adosado sus ruedas a las de sus “compañeros de ruta” y es uno de los claros ganadores del día al arañarle 4’49” a Antoine Méo, cuarto de la etapa, y 7’01” a Pablo Quintanilla, quinto hoy. En cuanto a Paulo Gonçalves (Honda), el piloto luso se ha concentrado en asegurar su tercer puesto en la general a la vez que recuperaba tiempo al chileno Quintanilla.

En la general, Toby Price (KTM) cuenta con 23’12” de ventaja sobre Štefan Svitko (KTM). Una cómoda renta que el australiano tendrá que saber gestionar durante las últimas etapas para asegurar su puesto en lo más alto del podio de Rosario.

sanz

La carrera de quads ha estado marcada por la victoria del sudafricano Brian Baragwanath por delante de los hermanos Patronelli. En la general, Marcos mantiene una ventaja de 1’32” frente a su hermano Alejandro y de 1h34′ frente al también argentino Jeremías González Ferioli.

En camiones, Gerard de Rooy se hace con una nueva victoria de etapa y se desmarca en la general. El piloto neerlandés aventaja al argentino Federico Villagra en 1h32′ y saca 2h16′ a su compatriota Ton van Genugten. Por el momento, triplete de la marca Iveco en la clasificación provisional.

Pilotos Colombianos

Sarmiento Ceron, alias Chilo arribó al final de la etapa en el puesto 81, nada mal si tenemos en cuenta lo difícil de la etapa, y que su moto anda fallando. El Colombiano a paso firme se acerca a cumplir su meta de culminar el Dakar 2016.

En la categoría autos la dupla de los Mauricios Salazar del Ms2 en su Toyota Hilux de serie, también sufrian las inclemencias de la etapa. Al cierre de esta nota nos informaban que estaban a 25 kms de la meta, después de casi 20 horas de luchar con las dunas.

De Linares no habían noticias, pero como ha sido costumbre, sin duda el Colombiano llegará en la madrugada con muchas historias que contar, y una larga lista de participantes a los que tuvo que ayudar. Recordemos que justo ayer sacaban de apuros a sus compatriotas de MS2.

Para los nuestros la mejor de las suertes… Ánimo que la meta esta cerca.