Resumen duodécima etapa Dakar 2016: Duelo Mini – Toyota animó la jornada

 

Cerca de Rosario, meta final de esta edición 2016 del rally Dakar, y ante la gran diferencia de tiempo con la que cómodamente Stephane Peterhansel domina la carrera, se vivió un emocionante duelo por la puntra de la etapa entre los Toyota de Leeroy Poulter y Giniel De Villiers y los Mini de Nasser Al Attiyah y Mikko Hirvonen, quien finalmente se adjudicó su primera etapa debutando en este Dakar. Así como Peterhansel estuvo atrás cuidando su Dakar, Toby Price marchó sin presiones evitando arriesgar el liderato en la recta final. En camiones ganó Pieter Versluis, mientras que en cuatimotos Marcos Patronelli, debió apretar para subir la diferencia sobre su más cercano perseguidor, su hermano Marcos.

D_12_mini

En la categoría de dos ruedas, el líder, Toby Price, marchó en “modo control”, mientras que Helder Rodrigues desbocó su máquina. El piloto oficial de Yamaha logró de esta manera su primera etapa en Dakar 2016, y se adjudicó el cuarto puesto de la general. El gran perjudicado del día es Antoine Meo, tercero esta mañana. Víctima de una caída a apenas 20 kilómetros de la meta, perdió tres puestos en la general.

En autos las emociones no pararon: Leeroy Poulter, Giniel De Villiers, Nasser Al Attiyah y Mikko Hirvonen, al mando de los dos Toyota y los dos Mini, se enfrascaron en una disputa por la etapa y juntos devoraron los 481 kilómetros de especial como auténticos muertos de hambre. En un terreno a priori más favorable para los Toyota Hilux, los sudafricanos quisieron asestar el golpe y lograr la etapa de la honrilla. Tras tomar rápidamente las riendas de la carrera, impusieron un ritmo que solo ha conseguido seguir Nasser Al Attiyah, al menos en un primer momento. El catarí quizás buscaba llevar a De Villiers al límite y, de esta forma, forzarle a cometer algún fallo, dejando el camino despejado para Hirvonen, cuarto a 5’23” del sudafricano.

D_ET12_toy

Si bien De Villiers soltaba amarras al final de la especial para no caer en la trampa de los Mini, todavía debía “ocuparse” de Poulter, que parecía enchufado hacia una victoria segura. Con Al Attiyah un poco justo, Hirvonen lograba dar un golpe de autoridad. Como en su época dorada en el WRC, el finlandés volaba en los últimos 20 kilómetros y se adjudicaba su primera victoria en un rally raid por delante de su compañero de equipo, ofreciendo así a los Mini un bonito doblete. Todo un artista al volante, que no se va con las manos vacías con un gran debut en Dakar.

Menos agitada fue la carrera del líder de la general, Stéphane Peterhansel, quien, sin ánimo de ofender al francés, rodó en modo convoy. ¿Cabría reprochárselo? A falta de 386 km para su sexto oro en el Dakar, lo raro sería que hubiera obrado de otro modo.

A 24 horas de la meta de Rosario “Monsieur Dakar” y su Peugeot DKR 2008 cuentan con una renta de más de 40 minutos sobre Nasser Al Attiyah (Mini) y 1h07 sobre Giniel De Villiers. En vista del gran resultado de hoy, ¿cabría esperarse que Mikko Hirvonen, cuarto a 4’27”, pelee mañana por el último peldaño del podio en los 180 últimos kilómetros de especial del rally? ¡Se abren las apuestas!

En motos, no hay cambios en lo alto de la tabla en esta penúltima etapa del Dakar 2016. Toby Price (KTM) rodó sin problemas en dirección a Villa Carlos Paz. En cabeza de carrera, la victoria ha ido a parar a manos de Helder Rodrigues (Yamaha), que abre por fin su marcador particular y escala, de paso, hasta el cuarto puesto de la general. El gran perjudicado del día es sin duda Antoine Meo, víctima de una caída a apenas 20 kilómetros de la meta. El francés, que había decidido sacrificar el tercer puesto de la general para escoltar a Price, su líder, se atrasó más de 38 minutos en la etapa y pierdió tres posiciones en la general.

Para Helder Rodrigues (Yamaha), era hoy o nunca. Sin coronarse hasta la fecha, el portugués sabía que hoy era su día. Su deseo era ganar y, en la medida de lo posible, arrebatarle el quinto puesto de la provisional a Benavides, del que no le separaba tanta distancia (5 minutos de retraso). El piloto oficial de Yamaha ha cumplido a la perfección con su cometido, atacando de principio a fin de la especial. Su victoria ha sido irrefutable y relega al piloto de Honda a casi 8 minutos. Aprovechando los infortunios de Antoine Meo, es cuarto en la clasificación provisional con 2’59” de ventaja sobre Benavides.

En la general, Toby Price (KTM) cuenta con más de 37 minutos de ventaja sobre Stefan Svitko (KTM) y 53 sobre Pablo Quintanilla (Husqvarna). Si logra imponerse hoy, Toby Price será el primer piloto australiano en coronarse en el Dakar, motivo más que suficiente para inscribir su nombre en los anales del Rally.

En quads, Marcos Patronelli atacó para conseguir una ventaja casi ya definitiva sobre su hermano Alejandro y hacerse con la victoria final. El pequeño de los Patronelli se adjudicó la etapa delante de Walter Nosiglia y Segei Karyakin. En la general, Marcos cuenta con 4’23” de ventaja sobre Alejandro y de 1h52′ sobre el piloto ruso.

Por último, en la carrera de los camiones, que recorrían una especial de tan solo 267 kilómetros, se impuso Pieter Versluis delante de Federico Villagra y de Hans Stacey. En la general, Gérard De Rooy, quinto del día, sigue tranquilo a la cabeza con una ventaja de 1 hora 13 minutos sobre Airat Mardeev y de 1 hora 43 minutos sobre Federico Villagra.

Pilotos Colombianos

Trae el abandono de Chilo en la categoría motos, la representación colombiana se mantuvo firme en Autos y Camiones con La dupla de los Mauricios Salazar, y Juan Manuel Linares.

De esta manera, la Toyota No. 403 del MS2 Equipo Colombia, cumplió una etapa más, tomando riesgos?… Tal vez, pues en el trayecto estuvieron a punto de volcar su camioneta. Los Colombianos arribaron a la meta en el puesto 56 y se encuentran a un paso de hacer historia terminando el rally en una camioneta con placas y tripulación 100% colombiana.

Por otra parte Juan Manuel Linares, quien debió hacer todo el rally en un camión de asistencia, con claros signos de cansancio marcha también hacia Rosario, logrando así su objetivo de ser el primer Colombiano en terminar la dura carrera en categoría Autos y ahora en Camiones.