Resumen octava etapa Dakar 2016: Al-Attiyah se queda con el triunfo

 

Nasser Al-Attiyah se queda con el triunfo de la octava etapa del Dakar 2016 imponiendose sobre los Peugeot de Sainz, a 12 segundos, y de Peterhansel, a 31 segundos. Una diferencia mínima sobre los dominadores hasta hoy en rally. En motos, Toby Price, fue el protagonista de la jornada imponiéndose sobre Gonçalves.

D_e8_al

La ruta de hoy no fue benévola con Sébastien Loeb, quien justo al final de la especial se hundió en la clasificación gracias a una dura volcada, que casi le cuesta el abandono, pero que con entereza logró sacar adelante trabajando con su navegante.

En un lecho seco había un escalón muy grande que no he visto y hemos dado vueltas de campana. En las ramblas, es más o menos como estar fuera de pista. No sé si he pecado de codicia, porque no tengo costumbre de conducir en cauces secos. Iba conduciendo a la vista, pero ese desnivel no lo he visto: más me habría valido ir un poco más lento o pasar por otro lado. Intentábamos seguir las huellas, pero se dispersaban un poco. Algunas iban hacia la derecha, otras hacia la izquierda… y bueno, yo no iba por las correctas. La victoria ya… imposible. Ya ni pensábamos en llegar al final. Hemos perdido muchísimo tiempo porque hemos tenido que cambiar las ruedas y luego la transmisión. Las esperanzas de ganar se han esfumado. ¡Y veníamos a aprender! Ahora va a haber que seguir tirando y nada, a ganar experiencia”.

D_e8_loeb

Este 8ª etapa quedará en los anales como una de las más disputadas de este Dakar. Nasser Al-Attiyah ha dado un golpe de autoridad para acabar por fin con la hegemonía de los Peugeot en esta 38ª edición. Una victoria que ha buscado de forma incansable durante 393 kilómetros. En cabeza desde el primer CP, el catarí ha llegado a contar hasta con 1’30” de ventaja sobre Sainz y más de 6 minutos sobre Peterhansel.

Aferrándose al volante de sus DKR, los pilotos oficiales de Peugeot se han esforzado con uñas y dientes para rubricar una remontada épica en la que no han triunfado por muy poco: han quedado a 12 y 31 segundos del Mini del actual poseedor del título. Un fin de carrera a un ritmo endiablado que ha resultado fatal para Sébastien Loeb, quien no estaba dispuesto a ceder, pese a su inexperiencia en este tipo de terrenos. Después de vérselas y deseárselas en las dunas al comienzo de la segunda especial, el líder de la provisional se ha visto obligado a pisar el acelerador para recuperar el tiempo perdido, pero ha caído en desgracia a 20 kilómetros de la meta. Indemnes tras varias vueltas de campana, el tándem Loeb-Elena son los grandes perdedores de esta jornada.

Una jornada que ha visto la recuperación de Cyril Despres (Peugeot), cuarto de la etapa, y también de los Mini y los Toyota. Peterhansel, nuevo líder de la general con 2’09” de ventaja sobre su compañero de equipo Sainz y 14’43” sobre Al-Attiyah (Mini), tiene motivos más que de sobra para preocuparse. Víctima de un problema de recalentamiento del motor en las dunas y en la hierba de camello, Monsieur Dakar confiesa no tenerlas todas consigo. ¿Información o pura estrategia? Mañana tendremos parte de la respuesta.

Por lo que respecta a las motos, Toby Price, protagonista de una jornada perfecta, se ha tomado la justicia por su mano y ha puesto de manifiesto sus intenciones de convertirse en sucesor de Marc Coma por cuenta de KTM en Rosario.

A su ritmo, con 53 segundos de retraso en el primer CP sobre Gonçalves, ha dominado desde ese momento con mano maestra las primeras dunas del rally. Con una navegación irreprochable, el australiano también se ha aprovechado de los problemas de su rival, ya que Gonçalves ha sufrido una caída y ha visto cómo se le estropeaban los instrumentos de navegación. Un infierno para el portugués en esta etapa en la que la navegación era primordial. De hecho, Price se ha colocado en cabeza de la general en el día de hoy con 2’05” de ventaja frente a su adversario directo. Por su parte, Štefan Svitko se ha encaramado a la tercera posición del podio virtual de la categoría a 14’14” del australiano.

Por su parte, Antoine Méo, al tener que abrir la pista, se ha visto algo perdido en las dunas y ha cedido 11 minutos al vencedor de la etapa, aunque se mantiene sexto de la general como primer francés de la clasificación. El menor de los males.

En la categoría de quads, los hermanos Patronelli han vivido un día tranquilo y sin contratiempos. Marcos se ha impuesto por delante de Alejandro y del sudafricano Brian Baragwanath. En la general, los hermanos Patronelli siguen al mando. Alejandro aventaja a Marcos en 2’06” y al peruano Alexis Hernández en más de 30 minutos.

Por último, en la categoría de camiones, Gerard de Rooy (Iveco) vuelve a ganar frente al tándem ruso de Nikolaev y Karginov, ambos de Kamaz. Gracias a esta victoria, el neerlandés se hace con el primer puesto de la general por delante de Eduard Nikolaev, a 7’58”, y de Pieter Versluis, a 13’29”.

Pilotos Colombianos:

La tripulación de los Salazar en la Toyota no la tuvo fácil transitando en una pista bastante deteriorada por el paso de las motos, cuatris y camiones de punta. Pero aun así, realizando el recorrido con la buena regularidad que han mantenido durante toda la carrera finalizan en un (nada mal) puesto 62.

Chilo, quien debió recorrer gran parte de la ruta con fallas en su moto, arribó a la meta en el puesto 98. Chilo continuará su odisea mañana en una etapa maratón en los alrededores de Belen.

Juan Manuel Linares en su camión número 544, avanzaba (Al cierre de esta nota) hacia el WP9 de 10 totales de esta etapa.