4×4 BBQ Challenge: El público se le midió al desafío

19 0

El Domingo 24 de Junio, fecha programada para la realización del 4×4 BBQ Challenge en La Calera, organizado por el equipo Kumba 4×4, se llevó a cabo uno de los eventos recreativos 4×4 más interesantes de lo corrido del año.

La cita programada para las 8:30 de la mañana en un restaurante kilómetros adelante de la entrada de Santiamén sirvió para que el público se integrara mientras esperaba que alguien de la organización hiciera presencia. Finalmente hacia las 9:30 llegó Arturo Vela con una no muy buena noticia: “los equipos de Toyota y Land Rover, quienes habían confirmado su participación no llegaron, y tampoco respondieron las llamadas que les hice a sus celulares”. Arturo como líder nato sugirió en ese momento realizar un paseo al sitio y aprovechar el día, a lo que todos los presentes accedimos iniciando así un paseo integrado por una caravana de cerca de 30 carros de varias marcas.

La trocha hasta cerca del sitio era de dificultad media, pero obligaba a conectar el bajo en los ascensos, que realmente eran muy pendientes, cerca al predio de realización del evento se complicaba un poco con grietas muy profundas en el camino que debían ser abordadas de la mejor manera. En el camino nos topamos con la vía totalmente bloqueada, ya que gracias a una obra en el sector apilaron 4 viajes de materiales en la mitad de la angosta vía, obligándonos a retroceder en descenso en un estrecho espacio. Una vez superado este impase desviamos por otro camino hasta llegar a una Y en donde estuvimos parqueados más de 10 minutos, mientras se consultaba con la gente de la región a ver si había paso hacia el lugar al que nos dirigíamos. Finalmente nos confirmaron que si, y continuamos el recorrido por hermosos paisajes hasta arribar finalmente al sitio de realización del evento.

En este punto esperamos otros 20 minutos hasta que finalmente arribaron todos los vehículos, salvo un Land Rover, que por fallas en sus frenos debió quedarse en el camino. Arturo nuevamente tomó la vocería y nos comunicó que quien quisiera (y mejor si tenía winche) podría hacer la ruta del desafío por la trocha de dificultad alta, a la que se apuntaron 8 vehículos. Los demás fuimos enviados por una trocha de dificultad media hasta el punto de encuentro unos metros más arriba de donde estábamos.

Naves 4×4 arribó sin problemas en un Suzuki Jimny y una vez lo parqueo, inició la caminata para cubrir el ascenso del grupo de los ocho vehículos que contaban con las condiciones para hacer la trocha de alta dificultad. Las grietas eran profundas, las piedras grandes, el terreno difícil, los demás se quedaron en el camino pues nuestro paso rápido (necesario para arribar lo mas pronto a la zona de acción) los dejó muy atrás. Ya escuchando las voces cerca y el rugido de los motores superamos una profunda grieta en el camino -de unos dos metros- pasos adelante las voces y los ruidos desaparecieron, pero el trayecto nos premió con una hermosa vista de los cerros de la región en donde nos dimos cuenta que nos habíamos pasado, obligándonos así a recorrer el camino de vuelta, y muy cerca de donde se oían (cada vez más cerca) los ruidos nos vimos sorprendidos con la caída a la grieta de un Jeep Renegade.

Por lo empinado de la pendiente y la ausencia de una persona en ese punto, y ante la imposibilidad del piloto de escuchar las advertencias que desde el segundo carro le hacía Arturo, salió disparado cayendo de frente, girando casi 120 grados y devolviéndose para (afortunadamente) caer bien y sin ningún daño. Yo no lo podía creer, luego aparece Arturo con las manos en la cabeza y después de relajarnos, no quedó otra que bromear sobre el incidente, que nos sirve de ejemplo para que todo aquel que practique este deporte, aún de manera recreativa, tenga en cuenta que siempre debe llevar puestos los cinturones de seguridad. Y es que Javier así lo manifestó: “Menos mal traía los cinturones, de lo contrario me habría lastimado muy feo”.

A continuación vimos desfilar la camioneta Grand Cherokee de Arturo, quien a pesar de conocer el terreno y tener un carro preparado, no la tuvo tan fácil. En ese instante le sugerimos a Javier sacar su carro de la grieta y con relativa facilidad lo consiguió en dos o tres intentos para así continuar la ruta. Seguiría el Jeep Wrangler rojo de Carlos Pérez , que paso también sin mucha dificultad gracias a la longitud y potencia del vehículo.

El turno sería para una Toyota Prado (con algunas modificaciones), que supero el obstáculo de buena manera, para dar paso a otra Prado sin ninguna modificación que se atrevió al circuito. El nerviosismo del piloto era evidente, pero aún así hizo la tarea. Otro punto en su contra fueron las llantas que calzaba, por lo que necesito ayuda de los presentes para superar el paso. Le seguiría un Rubicon blanco (con todos los juguetes) que también supero el obstáculo sin problemas, pero aún así no dejo de preocupar a su piloto a la salida del paso, pues la inclinación de la pendiente hacía ver la bajada mucho más difícil de lo que en realidad era.

Llegaría la Nissan de mi amigo Andrés Díaz, piloto precavido, a quien el ángulo de salida de su camioneta no le ayudo mucho al quedarse sin tracción en dos de sus ruedas y que al dar reverso estampó su escape contra la tierra del barranco apagando así su motor. Una vez destapado lo volvió a intentar pero finalmente necesitó la ayuda de los presentes y también superó el difícil paso.

Vendría luego La Toyota Burbuja de el español, Jesús Sánchez, curtido piloto y conocedor a fondo de la preparación de 4×4, que tampoco la tuvo fácil debido a la extensión de su vehículo, y quien luego de varios intentos infructuosos debió hacer uso de su winche para superar así el paso sin dañar ni esforzar demasiado su carro. Otra Toyota Burbuja sería el último de los 4×4 en hacer la ruta, y esta vez superando el obstáculo con sólo dos intentos al abrirse muy bien desde el comienzo de la curva (si me permiten llamarla así).

Seguirían varios metros de dificultad media para finalmente enfrentarse al último paso difícil, un bache en terreno inclinado y repleto de barro, al que sólo acompañamos al Wrangler rojo, el Rubicon Blanco, la Nissan y las Toyota Burbuja, quienes lo superaron con las debidas precauciones.

Una vez todos en el punto de encuentro Arturo nos invito a ascender caminando a la cima de la montaña, no sin antes mostrar el terreno al osado que quisiera intentar coronarla con su carro (con la negativa de todos). Naves4x4.com inició el ascenso a píe, junto a tres personas más, una vez logrado el objetivo, y tras descansar unos minutos iniciamos el descenso, y cual no sería nuestra sorpresa, cuando unos metros abajo nos topamos con un Wrangler rojo que se encontraba a minutos de coronar la cima sin el uso de aditamentos especiales. Si, uno se había atrevido, y con la guía de Arturo Vela, logró no sólo alcanzar la difícil cima, sino que también logró bajarla sin percance alguno.

Una vez hicimos las fotos de rigor y celebramos con júbilo junto a Carlos, Arturo y los pocos presentes, iniciamos la documentación del descenso que compartimos en el siguiente video. “La bajada da más miedo, me alcance a preocupar en algunos puntos” nos contó más tarde Carlos. Cabe aclarar que el día ayudó mucho, ya que el piso estuvo completamente seco y que la visibilidad fue de 100%, pues según Arturo, quién ha sido el otro piloto capaz de hacer la ruta “Esto siempre permanece con neblina y el piso húmedo”.

Horas más tarde nos reunimos nuevamente en el punto de encuentro inicial para almorzar un delicioso sancocho de gallina, y esperar a algunos vehículos rezagados, que se quedaron a colaborarle a la Toyota blanca que se varó por un problema eléctrico, y que debió ser remolcada hasta allí. Quedamos en repetir salidas, hicimos amigos y compartimos un gran momento, sin duda de eso se trata la pasión por el 4×4.

No queda más que agradecer a Arturo y el Team Kumba, por su plan B que salió de maravilla, y por su amabilidad y compañerismo, lo mismo que aprovechar para animarlo a continuar organizando este tipo de salidas.

Comentarios

Opiniones y comentarios bajo su responsabilidad

Otros links relacionados

Leave a comment