Corrija los malos hábitos en la conducción y prevenga accidentes en este fin de año

17 0

El departamento de seguridad vial de Cesvi Colombia, con más de 10 años de experiencia en la evaluación de conductores particulares y de flotillas, comparte un análisis sobre sus observaciones en la materia. Aproveche la temporada de vacaciones para reflexionar y hacer el cambio.

Los accidentes de tránsito son la segunda causa que genera más muertes en Colombia, después de las ocasionadas por causas violentas. Muchas de estas podrían evitarse si tan solo se corrigieran algunos malos hábitos que en la conducción no pocos automovilistas y peatones cargan consigo.

Por ello es importante generar comportamientos seguros en todos los usuarios de la vía, en especial de los conductores quienes por desinformación, deficiencia en la enseñanza o por una mala costumbre han desarrollado malos hábitos que, en muchas ocasiones, causan accidentes que pueden llegar a ser fatales.

Cesvi Colombia, a través del diagnóstico a conductores y la verificación de sus buenos y malos hábitos al volante, ha evaluado sus fortalezas y oportunidades de mejora en varias empresas del ámbito nacional, reuniendo información que permite encontrar soluciones para disminuir los incidentes y accidentes de tránsito en su operación. De esta manera se cuenta con una planta de conductores idóneos, responsables, productivos y con cultura de seguridad vial.

El diagnóstico a conductores
Dentro de los aspectos que Cesvi evalúa se destacan actividades previas al inicio de la marcha, normas de seguridad durante la marcha, respeto de las normas de tránsito, interpretación de la señalización, operación del vehículo y trato adecuado del vehículo.

Según la experiencia de Cesvi en la materia, las principales conductas diagnosticadas en los conductores han sido: ausencia de una revisión preoperacional, irrespeto a los límites de velocidad, inobservancia y mala interpretación de las señales de tránsito, desuso de los espejos retrovisores, incorrecta posición de las manos en el volante, uso del teléfono celular durante la conducción y desatención a la distancia de seguridad.

Para contrarrestar estos malos hábitos, Cesvi Colombia tiene una completa parrilla de cursos que dan cuenta de cada uno de ellos y, además, proponen soluciones y un esquema de seguimiento para conformar un inmediato esquema de administración de la seguridad vial en las empresas. Así, en función de los malos hábitos más frecuentes, Cesvi ofrece algunas formas de contrarrestarlos:

Revisión preoperacional. Antes de iniciar la marcha es importante cerciorarse del funcionamiento adecuado de sistemas y elementos como frenos, luces, niveles de fluidos (aceites, líquidos refrigerantes, de batería y de frenos), llantas (estado, labrado y presión de inflado), limpiabrisas y nivel de su depósito, espejos (laterales e interior cuando aplique) y documentos obligatorios (Soat, tarjeta de propiedad, certificado de revisión tecnomecánica y licencia de conducción).

Límites de velocidad. Aunque en ocasiones no parezcan lógicos, los límites de velocidad están allí para indicar al conductor la velocidad máxima a la cual se puede circular sobre la vía. Por ello es importante tener en cuenta que, si bien el límite máximo de velocidad en zona urbana es de 60 km/h y de 80 km/h en carretera, quienes finalmente indican la máxima velocidad permitida para un tramo de vía es la que indica la señal de tránsito.

Uso del teléfono celular. Los teléfonos celulares han mejorado la calidad de vida pues permiten estar conectados todos los días y en todo momento. Con su evolución también han permitido volverlos medios de expresión, noticias y entretenimiento. Sin embargo en la conducción son un mal compañero porque distraen al contestarlos o al realizar llamadas, al leer y responder mensajes, etc., y por esto, Cesvi Colombia invita a no utilizar el celular si está manejando. Sin embargo, si es imprescindible su uso se debe emplear el manos-libres y, si es perentorio escribir un mail o responder un mensaje de texto, se debe buscar un lugar seguro dónde parquear el vehículo y realizar la acción.

Distancia de seguridad. Entendida como aquella que separa del vehículo que está justo adelante, la distancia de seguridad debe ser óptima para evitar colisiones por alcance en caso de que el otro vehículo realice una maniobra intempestiva de frenado, sobrepaso o cualquier otra maniobra. La distancia de seguridad debe garantizar plenamente que el vehículo pueda detenerse sin colisionar contra el vehículo que precede.

El método sencillo para calcular esta distancia de seguridad en marcha es: en ciudad, fije un punto de referencia entre el vehículo de adelante y el suyo, y cuente 1001, 1002 y 1003. Si está por debajo de este valor es porque no se está conservando la distancia de seguridad adecuada; en carretera, haga lo mismo pero esta vez amplíe su cuenta hasta 1004 y si al contar sobrepasa estos valores la distancia de seguridad es la adecuada.

Cesvi Colombia recomienda, a conductores particulares y empresariales, una buena dosis de autocrítica para hacer de sí mismo mejores conductores y así reducir la accidentalidad vial.

Comentarios

Opiniones y comentarios bajo su responsabilidad

Otros links relacionados