La Pick Up Mazda BT-50 cumple 5 años de ensamble en Colombia

21 0

Por: Ingeniero Miguel Gómez. – Gerente de Flotillas.

BT50- AZUL-Ya son 5 años desde que se comenzó el ensamble de la Camioneta Pick-Up Mazda BT-50 en Colombia como una evolución de la Mazda Serie B y a pesar de que en el moderno mercado automotor Colombiano, que no perdona “modelos pasados de edad”, pudiera pensarse que es un vehículo que “ya cumplió su ciclo”, no hay nada más vigente que ella misma y cada día se reinventa para hacerse más y más versátil, como corresponde a los mejores diseños y a los mejores productos para enfrentar, sin ambigüedades, las necesidades de un país que crece y vence todos los retos que se le imponen hacia su desarrollo.

Las más de 24.400 unidades ensambladas con los más altos estándares de Calidad por la CCA en Bogotá desde el 2007, son el mejor testimonio de su fortaleza y aptitud para el trabajo y de la aceptación y confianza que los diversos sectores productivos del país tienen en este producto, que sin lugar a dudas, con orgullo es hoy por hoy el único hecho en Colombia, para trabajar por Colombia. Al tratar de identificar el porqué de este fenómeno, es fácil encontrarse con las bondades de un producto bien pensado para aguantar, para trabajar y hacer del quehacer diario, algo productivo y rentable. Como herramienta de trabajo, la Mazda BT-50 es el mejor socio que podemos tener.

Gracias a cientos de personas, las que día a día en diversas plantas de autopartes Colombianas, producen las partes que luego llegarán a la CCA para integrarse al proceso de ensamble de la Pick up Mazda BT-50, con las partes que llegan del Japón y Tailandia, a la Ingeniería Colombiana y a las manos de centenares de operarios Colombianos en la CCA, hoy ruedan y trabajan miles de camionetas Pick-up Mazda BT-50 por las diversas geografías Colombianas y en los más insospechados sectores productivos.

Esto solo es posible cuando logramos interpretar las necesidades de los usuarios en cada sector productivo. Mazda BT-50 es tan versátil que se adapta desde el mismo proceso de ensamble a las necesidades de sus usuarios. Mazda ha logrado redefinir el concepto de “accesorios”, como elementos opcionales pero discrecionales, para pasar a la definición del producto justo para sus necesidades, justo como el usuario lo requiere. No es gratuito que la marca haya acuñado la expresión de “La Minera” como una versión disponible comercialmente y que, por supuesto, incluye opciones especiales en trim interior y exterior, para resistir los embates de este sector tan rudo.

BT5O INTERIORNo es el único sector que nos ha obligado a ser creativos. Hoy podemos decir sin lugar a dudas que son nuestros usuarios los que especifican el vehículo de acuerdo con sus necesidades, sino que lo digan entidades tales como la Policía Nacional, el Ministerio de la Defensa, grandes compañías Mineras o entidades prestadoras de servicios públicos en diversas regiones del país. Sectores como el de la Infraestructura son también usuarios permanentes de este tipo de equipos y claro, siempre estaremos buscando dar respuesta clara y oportuna a cada sector industrial, a sus inquietudes y a sus necesidades.

La topografía, los diversos pisos térmicos y las variadas condiciones geológicas, hacen que casos como el de explotación minera o petrolera, resulten escenarios completamente surrealistas y desproporcionados para este tipo de vehículos. Gracias a ello, es que ingenieros colombianos desarrollan permanentemente soluciones que benefician a los usuarios y hacen de la Mazda BT-50, la mejor herramienta de trabajo. Adaptaciones diseñadas exclusivamente para los más rudos ambientes de trabajo, han sido la respuesta de Mazda para lograr la satisfacción de sus usuarios. Estas adaptaciones han sido fruto del trabajo en campo de la ingeniería colombiana de Mazda, a lo largo de todos estos años. Luego de analizar las probables mejoras en el laboratorio, los técnicos prueban adaptaciones directamente en el campo de trabajo, para ajustarlas e incorporarlas rápidamente a la línea de ensamblaje, si es necesario. Y es precisamente este enfoque lo que diferencia a la Mazda BT-50: algunas adaptaciones se realizan directamente en el proceso de ensamble, lo que repercute en una mayor duración de las piezas y en la calidad del producto y claro en la satisfacción del usuario final.

En estos años de desarrollo y adaptaciones de la Mazda BT-50 hemos podido comprobar la versatilidad y nobleza de este producto. Más allá de su perfil utilitario, la Mazda BT-50 es una camioneta doble cabina capaz de acomodar cinco pasajeros con una comodidad similar a la de un Sedan de lujo. Ello le ha permitido posicionarse de igual manera como un automóvil, y esto es fácil de ver….es el vehículo de transporte de la familia, delicado, sofisticado cómodo y seguro, pero a la vez es la herramienta de trabajo ruda y resistente, que labora hombro a hombro con su dueño.

Disponible en versiones a gasolina de 2,6 Litros (126HP) y 2.2 Litros (99 HP) y Diesel de 2.5 litros (141 HP); la primera brilla por su desempeño en terrenos mixtos, con un adecuado consumo de combustible y una suavidad en el andar similar a la de un automóvil. En cambio la versión a diesel resulta un deleite a la hora de atacar la trocha, gracias al alto torque que está disponible por encima de las 1000 revoluciones por minuto del motor, justo cuando el turbo se abre y despliega todo el potencial.

Desde 1983, cuando se inició la operación industrial de Mazda en su planta de Bogotá en la CCA, justo con el ensamble de una Pick-up (La Mazda B1600), Mazda ha venido evolucionando en Colombia, siempre con productos innovadores, que satisfacen y exceden las necesidades de sus usuarios y Mazda BT-50 no es la excepción. Es hoy por hoy, un producto que se reinventa permanentemente para satisfacer plenamente las necesidades de sus usuarios y nos obliga a ser creativos. 30 años de permanencia ininterrumpida son la mejor carta de presentación que tiene la CCA y Mazda de cara a sus usuarios. Con orgullo hoy podemos decir que Mazda BT-50 es la única camioneta Pick-Up que se ensambla en Colombia, con ingeniería Colombiana, mano de obra Colombiana y partes Colombianas, y ello no es más que el verdadero significado de “Hecha en Colombia para trabajar por Colombia”.

Comentarios

Opiniones y comentarios bajo su responsabilidad

Otros links relacionados